My Cart

¿Cómo responde tu cuerpo cuando bebes un refresco?

Las gaseosas son uno de los grandes males silenciosos que nos ha tocado padecer. Es un enemigo que camina a paso lento pero firme; degenerando, poco a poco, la salud.


Un sólo vaso de refresco, contiene aproximadamente unas 10 cucharadas de azúcar. Según los especialistas, la cantidad de fructosa y glucosa, azúcares simples presentes en estas sustancias, hacen daño al metabolismo, porque llegan más rápido al torrente sanguíneo y elevan el porcentaje de colesterol en la sangre, afectando las arterias.

Las gaseosas contienen esencialmente agua carbonatada, edulcorantes, acidulantes que le proporcionan la acidez adecuada, como por ejemplo el ácido cítrico o el ácido fosfórico, estabilizantes de la acidez, colorantes, aromatizantes, conservantes, y espesantes.

Los estudios demuestran que sus edulcorantes, colorantes y aditivos, contribuyen a la incidencia de enfermedades como diabetes, colesterol, hipertensión y obesidad, y hasta cáncer. El ácido fosfórico provoca desmineralizacion ósea y hasta podría desencadenar en osteoporosis.

¿Sabes como responde tu organismo cuando bebes Coca-Cola por ejemplo?

- En los primeros 10 minutos, el azúcar golpea fuertemente tu cuerpo, ya has consumido el 100% de la dosis diaria recomendada. Debieras vomitar por el exceso de dulce, pero el ácido fosfórico juega su papel y corta el sabor.

- En 20 minutos, los picos de azúcar en la sangre causan una explosión de insulina, y el el hígado responde convirtiendo todo el azúcar que puede en grasa.

- En 40 minutos, la cafeína es absorbida completamente. Laus pupilas se dilatan, la presión sanguínea se eleva y el hígado deposita más azúcar en el torrente sanguíneo. Los receptores de adenosina en el cerebro se bloquean, e impiden la somnolencia.

- En 45 minutos, aumenta la producción de dopamina, estimulando los centros de placer del cerebro, de la misma forma que lo hace la heroína.

- En 60 minutos, ocurre un nuevo impulso en el metabolismo, cuando el ácido fosfórico se une al calcio, magnesio y zinc en el intestino, que unido a las altas dosis de azúcar y los edulcorantes artificiales, aumentan la excreción de estos minerales por la orina, que necesitaban los huesos, así como el sodio, los electrolitos y el agua.

Luego comenzarás a tener un bajón de azúcar, que te provocará irritabilidad, mientras eliminas importantes nutrientes.

A todo este proceso, le seguirá un choque de cafeína en las próximas horas. Todo esto es provocado por la combinación de dosis elevadas de azúcar con cafeína y ácido fosfórico, presente en la mayoría de los refrescos.

En resumen, las gaseosas, carecen totalmente de valor nutritivo, y además de añadirnos muchas libras de más, traen serias  complicaciones a la salud. Muy pocos consumidores toman sólo un vaso de estos refrescos, generalmente toman más de un litro diario, lo cuál lo convierte en un problema endémico que afecta a miles de millones de personas.

Color I Color II Color III Color IV Color V Color VI

Log In or Register